¿Es necesario cambiar la cerradura de una puerta corta fuegos?

Sin comentarios agosto 10, 2018

A la hora de hablar de las puertas cortafuego debemos saber que, obviamente, una cerradura normal que no está hecha específicamente para aguantar las altas temperaturas no cumplirá con su labor y, por lo tanto, hará más difícil la evacuación, por lo que habrá que cambiar la cerradura.


¿Cómo funcionan las puertas corta fuegos?

La peculiaridad principal de las puertas cortafuego es su capacidad de aislamiento térmico y gracias a su estructura, que sopesa el espacio para contrarrestar la expansión metálica que se produce con el aumento de temperatura, por lo que genera así dos sistemas térmicos para proteger las vías de escape.



Tipos de puertas cortafuegos 

cortafuegos cerrajeria gramar

Las puertas más habituales son las pivotantes metálicas.

Con ellas se hace un prueba donde la temperatura de la hoja no sea superior a los 140 ºC como media, 180 ºC en cualquier punto de la hoja y también que el marco no sobrepase de 360 ºC.


En su interior el material que aisla cambia dependiendo de la resistencia al fuego, las bisagras tienen que dejar abrir la puerta solo empujando con un dedo.


Cuando haya pasado un año desde que se instaló la puerta hay que hacer una comprobación mensual para verificar que la puerta cierra automática y completamente cuando se deja suelta.

 

¿Por qué tener una puerta corta fuegos en tu oficina?

Un control apropiado de riesgos es esencial para el funcionamiento periódico de una compañía y con ello la seguridad de sus trabajadores y sus instalaciones.

Si se usan aparatos electrónicos, o cualquier tipo de máquina que produzcan calor o algún riesgo de poder llegar a producirse el fuego, obliga a tener que tomar medidas para evitar posibles accidentes.

Por todas estas razones es importante acudir a un buen profesional cerrajero que te aconseje a tomar la decisión que se adecúe a tus necesidades.

 

 


Sin comentarios